Productividad

3 consejos para ser un freelancer más productivo

3 consejos para ser un freelancer más productivo

Todo freelancer en algún momento busca ser más organizado y productivo. Pero hay grandes dudas al respecto: ¿cómo organizarse solo? ¿Cómo mantener el foco y olvidar las distracciones que nos rodean? ¿Cómo estar más concentrado para que el día nos rinda más?

Puede que muchas veces te sientas saturado por la cantidad de tareas que se te acumulan día a día y no sepas por dónde empezar. Incluso a veces sentís que no avanzás y cada vez te agobiás más, por eso querés aprender a ser más productivo y mejorar esa faceta de tu vida profesional. ¿Te pasó alguna vez? ¡A mí sí!

Y pensando en eso, te quiero dar algunos consejos que fueron muy útiles para mí y que te pueden ayudar a que tengas el control de tus actividades.

 

Consejo 1: Prepararse antes de comenzar a trabajar

Antes de comenzar tu rutina de trabajo, dedicate un tiempo por las mañanas. Solamente con levantarte media hora antes y hacer un poco de ejercicio, dar una vuelta por el barrio, meditar o incluso pensar cómo será tu día; puede generar una gran diferencia y puede ayudarte a organizar las ideas para que tu día sea más productivo.

Todo es una cuestión de hábito, no te frustres si a la primera tentativa no ves resultados, a veces lleva un tiempito, y en las próximas semanas vas a ver una diferencia gigantesca (lo digo por experiencia propia).

Un libro que me ayudó mucho para adquirir este hábito es “Mañanas Milagrosas”, de Hal Elrod (hay una versión en español en Amazon). También pueden escuchar el resumen de este libro via podcast en Libros para Emprendedores. Realmente vale la pena, es rápido de leer y los tips que da el autor son excelentes. Como resultado de esa lectura, yo ahora consigo levantarme entre las 5 y 6AM (¡sin despertador!), comenzando mi día de trabajo a las 8AM ya habiendo concluido muchas tareas que antes no se me cruzaban por la cabeza hacerlas ya que supuestamente “no tenía tiempo” (tareas como meditar, leer, desayunar bien y tranquilo, etc).

Puede ser que éste punto sea el más desafiador pero, cuando lo convertís en un hábito, es de los más transformadores.

 

Consejo 2: Ponerse objetivos de trabajo y cumplirlos

Es importante elegir qué tareas vas a hacer cada día, así te obligás a ponerte objetivos y cumplirlos. Podés revisar la lista al final del día anterior para decidir qué tareas hacer al día siguiente. Si querés, podés hacer las tareas más importantes (que a veces son las más aburridas) antes que cualquier otra actividad, así sentirás que el día ha sido productivo y todo lo que venga después será un extra.

Una aplicacion que me ayuda bastante en este punto es Tudoist. En ella puedo trabajar con metas, organizar la semana, crear proyectos, recordatorios, organizar por prioridad, etc. Es muy completa y fácil de usar. También existen otras muy buenas, como Google Keep, Wunderlist y hasta el clásico papel y lápiz.

Todos somos diferentes y no a todos nos sirve el mismo método de productividad. Por eso es importante conocer varios, probarlos y elegir el que mejor se adapte a tu personalidad y flujo de trabajo.

 

Consejo 3: Alternar tu entorno de trabajo

Si hacés Home Office (como yo), lo ideal es que vayas alternando y conociendo nuevos lugares de trabajo. A veces solo trabajar en nuesta casa puede volverse aburrido y rutinario, e incluso podemos caer en la tentación de hacer algo que no sume (como dormir una siestita o mirar una serie que tenemos atrasada). Por eso, éstos cambios son buenos ya que accionan y cambian nuestra mente y la ponen en modo productivo.

Por ejemplo, yo a veces trabajo en casa y otras voy para algún coworking. Aquí en São Paulo existe el Google Campus São Paulo, un espacio gratuito para trabajar, hacer reuniones con clientes y lo más importante de todo es que esos lugares son excelentes para hacer Networking. En esos lugares hay muchos otros freelancers trabajando en sus proyectos y por eso existe una atmosfera de trabajo muy buena que nos motiva a enfocarnos más en nuestras actividades.

Estos fueron los tres consejos para ayudarte a ser más productivo, espero de corazón poder haberte ayudado. Aprovechá y deja tus comentarios, insights y dudas aquí abajo, me encantaría saber que pensás al respecto. ¿Qué otro consejo agregarías a la lista?